COMUNICADO DE LA SECRETARIA DE SALUD

Ante contingencia volcánica

Puebla, Pue.- Ante el incremento de la actividad del volcán Popocatépetl y la caída de ceniza, la Secretaría de Salud del Estado de Puebla, recomienda a la ciudadanía en general seguir algunas medidas para prevenir y evitar efectos negativos a la salud:

No use lentes de contacto. Cuando no se puede evitar trabajar dentro del polvo, use un equipo de protección respiratoria. Recuerde lavarse las manos y la cara antes de comer, beber o usar los servicios sanitarios. Proteger ojos, nariz y boca, si tenemos necesidad de salir a la intemperie. Evitar hacer ejercicio al aire libre. Ingesta de abundantes líquidos y alimentos ricos en vitamina C.

Cerrar puertas y ventanas y sellar con trapos húmedos las rendijas y las ventilas, para limitar la entrada de polvo a casas y edificios. Sacudir la ceniza con plumeros para que no se rayen las superficies. Tapar tinacos y otros depósitos para que no se ensucien; y cubrir aparatos, equipos y automóviles para que no se deterioren ni rayen.

Quitar continuamente las cenizas, para evitar que se acumulen en techos ligeros,(de lámina, cartón, triplay, lona y otros parecidos) porque pueden hacer que se caigan por el exceso de peso, como pasa con el granizo. Además, si la ceniza se moja, aumentaría de peso como si fuera una losa de cemento, por lo que no debemos tratar de quitarla con agua.

Recoger en costales o bolsas de plástico las cenizas que se acumulen en los techos, suelos y calles para que no se tape el drenaje. Estos no se deben limpiar con agua por la misma razón. Cubrir coladeras de patios y azoteas para evitar que se tape el drenaje.

Tratar de que circule la menor cantidad posible de automóviles; ser precavidos y pacientes, porque el tráfico se puede volver lento al ponerse resbaloso el piso. Considere que la ceniza daña los motores y afecta el funcionamiento del vehículo. Buscar información confiable, no creer ni repetir rumores.

Los daños que puede causar la ceniza del volcán dependen de la distancia a la que uno se encuentre del cráter, y del espesor de la ceniza depositada en las superficies. La ceniza por sí misma no es tóxica, sin embargo, si la vemos al microscopio podemos observar que está formada por fragmentos muy finos de roca parecidos al vidrio molido, por lo que es erosiva e irritante. Por ello debe evitarse su aspiración y su ingestión.

Por otro lado la ceniza acumulada sobre techos genera una carga sobre estos, la cual aumenta considerablemente si la ceniza se humedece o se moja. Para evitar su caída, debe evitarse entonces la acumulación de ceniza en techos, barriéndola y guardándola en bolsas, ya que tirarla a la calle puede causar obstrucciones serias al drenaje. Esta ceniza puede posteriormente incorporarse a suelos de jardines o macetas ya que es benéfica para las plantas.

Contacto con la piel –Dependiendo de la susceptibilidad del paciente, puede causar quemaduras, erupción e irritación de la piel. Algunas veces si se ha tenido contacto de la piel con la ceniza durante un período de tiempo largo se pueden desarrollar procesos alérgicos.

Contacto con los ojos –puede causar irritación inmediata o retardada en los ojos. Dependiendo de cuánto y durante cuánto tiempo ha durado el contacto del polvo con los ojos, los efectos pueden variar desde enrojecimiento hasta quemaduras químicas dolorosas.

Inhalación – La inhalación puede causar irritación en la nariz y la garganta. Se puede exacerbar el proceso asmático. La inhalación crónica puede desencadenar en procesos de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Protección de Datos Personales

Capital Humano

Para activar tus datos y tu perfil en BOLSA DE TRABAJO online Da click aquí.

Nota informativa: Si eres seleccionada(o) para ingresar a laborar a los servicios de salud del Estado de Puebla, no es requisito indispensable presentar certificado médico de no embarazo y virus de inmunodeficiencia humana (VIH).