Select Page

Día internacional del Migrante

Día internacional del Migrante

Las migraciones no son un problema, sino una parte de la solución de los problemas del mundo, como lo demuestran las migraciones históricas.

Sin migraciones, ni Europa, ni América son sostenible; su población y su economía necesitan de los migrantes.
Existe la necesidad de regular la migración, porque lo trágico es que, para migrar, la gente tiene ponerse en manos de traficantes que los explotan, que abusan, que son parte de multinacionales del crimen.

Se requieren políticas para darles el máximo de posibilidades de encontrar un futuro en su tierra. Es muy importante ayudar a los países para generar seguridad y bienestar para que sus poblaciones vivan en su país, pero al mismo tiempo reconocer que siempre habrá necesidad de migraciones.

Existe desacuerdo con los planes de Donald Trump para la frontera con México, porque los muros no solucionan el problema; tenemos que generar puentes que ayuden a los países a construir condiciones económicas adecuadas para su gente, para reconocer y respetar a los migrantes.

La situación en México es compleja porque es país de tránsito, de origen y de destino y debe tener posibilidades de atender y proteger la migración legal.

Si Estados Unidos saca a los migrantes, no podría existir; pero es mejor tener a la gente legalizada, de tal manera que todos sepan dónde está la gente. Además, hay gente que explota los miedos, los problemas identitarios, para crear la sensación de que es el diferente quien genera las condiciones de inseguridad.
Antonio Guterres, Secretario General de la ONU

Migración y desarrollo

El atractivo de obtener un trabajo bien remunerado en algún país rico constituye un poderoso incentivo para la migración internacional, y se ha intensificado a medida que aumentan las diferencias de ingresos entre los países. Esto también se observa dentro del grupo de los países en desarrollo, entre los más pujantes y los menos dinámicos.

Muchas economías avanzadas y dinámicas necesitan trabajadores migrantes para realizar trabajos que no pueden contratarse externamente y que no encuentran candidatos locales dispuestos a hacerlos. El envejecimiento de la población también influye, al provocar un déficit de trabajadores en activo. A medida que las nuevas generaciones adquieren más formación, son menos los que se contentan con empleos escasamente remunerados.

Los migrantes mantienen la viabilidad de actividades económicas que, de no ser por ellos se externalizarían. Al aumentar la población activa y el número de consumidores y aportar su capacidad empresarial, los migrantes impulsan el crecimiento económico en los países de acogida.

En el lugar de origen, una mayor pobreza no produce automáticamente mayores tasas de migración. Lo habitual es que los migrantes internacionales procedan de familias de clase media. Sin embargo, cuando se establecen en el extranjero, ayudan a los amigos y familiares que siguen sus pasos y, en ese proceso, los costos y riesgos de la migración se reducen, lo que permite unirse a la corriente migratoria a otras personas de ingresos más modestos, aunque no a los más pobres de todos.

Dificultades y retos

Con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, que se celebra cada año, deseo llamar la atención sobre la realidad de los emigrantes menores de edad, especialmente los que están solos, instando a todos a hacerse cargo de los niños, que se encuentran desprotegidos por tres motivos: porque son menores, extranjeros e indefensos; por diversas razones, son forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de su familia.

Cada uno es valioso, las personas son más importantes que las cosas, y el valor de cada institución se mide por el modo en que trata la vida y la dignidad del ser humano, especialmente en situaciones de vulnerabilidad, como es el caso de los niños emigrantes.

Por otra parte, la línea divisoria entre la emigración y el tráfico puede ser en ocasiones muy sutil. Hay muchos factores que contribuyen a crear un estado de vulnerabilidad en los emigrantes, especialmente si son niños: la indigencia y la falta de medios de supervivencia ?a lo que habría que añadir las expectativas irreales inducidas por los medios de comunicación?; el bajo nivel de alfabetización; el desconocimiento de las leyes, la cultura y, a menudo, de la lengua de los países de acogida. Esto los hace dependientes física y psicológicamente. Pero el impulso más fuerte hacia la explotación y el abuso de los niños viene a causa de la demanda. Si no se encuentra el modo de intervenir con mayor rigor y eficacia ante los explotadores, no se podrán detener las numerosas formas de esclavitud de las que son víctimas los menores de edad.

Sigue siendo crucial que se adopten adecuados procedimientos nacionales y planes de cooperación acordados entre los países de origen y los de acogida, para eliminar las causas de la emigración forzada de los niños.

“Es absolutamente necesario que se afronten en los países de origen las causas que provocan la emigración. Esto requiere, como primer paso, el compromiso de toda la Comunidad internacional para acabar con los conflictos y la violencia que obligan a las personas a huir. Además, se requiere una visión de futuro, que sepa proyectar programas adecuados para las zonas afectadas por la inestabilidad y por las más graves injusticias, para que a todos se les garantice el acceso a un desarrollo auténtico que promueva el bien de los niños y niñas, esperanza de la humanidad”
Papa Francisco

Marco legal para la salud de los migrantes

Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares

Articulo 4
A los efectos de la presente Convención, el término “familiares” se refiere a las personas casadas con trabajadores migratorios o que mantengan con ellos una relación que, de conformidad con el derecho aplicable, produzca efectos equivalentes al matrimonio, así como a los hijos a su cargo y a otras personas a su cargo reconocidas como familiares por la legislación aplicable o por acuerdos bilaterales o multilaterales aplicables entre los Estados de que se trate.

Artículo 5
A los efectos de la presente Convención, los trabajadores migratorios y sus familiares:

a) Serán considerados documentados o en situación regular si han sido autorizados a ingresar, a permanecer y a ejercer una actividad remunerada en el Estado de empleo de conformidad con las leyes de ese Estado y los acuerdos internacionales en que ese Estado sea parte;
b) Serán considerados no documentados o en situación irregular si no cumplen las condiciones establecidas en el inciso a) de este artículo.

Articulo 6
A los efectos de la presente Convención:
a) Por “Estado de origen” se entenderá el Estado del que sea nacional la persona de que se trate;
b) Por “Estado de empleo” se entenderá el Estado donde el trabajador migratorio vaya a realizar, realice o haya realizado una actividad remunerada, según el caso;
c) Por “Estado de tránsito” se entenderá cualquier Estado por el que pase el interesado en un viaje al Estado de empleo o del Estado de empleo al Estado de origen o al Estado de residencia habitual.

Artículo 28
Los trabajadores migratorios y sus familiares tendrán derecho a recibir cualquier tipo de atención médica urgente que resulte necesaria para preservar su vida o para evitar daños irreparables a su salud en condiciones de igualdad de trato con los nacionales del Estado de que se trate. Esa atención médica de urgencia no podrá negarse por motivos de irregularidad en lo que respecta a la permanencia o al empleo.

Si quieres informarte sobre

  • La migración internacional en la actualidad
  • Dificultades y retos
  • Marco legal para la salud de los migrantes
  • Extranjeros ilegales en México
  • La Migración en México
  • Problemas de salud que enfrentan los migrantes
  • La niñez migrante
  • Prevención de la salud del migrante

consulta el siguiente documento.