Select Page

Día Mundial de la lucha contra la Tuberculosis

Día Mundial de la lucha contra la Tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, causada por un grupo de bacterias y se adquiere por vía aérea, principalmente.

Es una enfermedad que afecta al sistema respiratorio. Ataca al estado general y de no tratarse oportuna y eficientemente, puede causar la muerte a quien la padece.

Es sabido que factores como: la desnutrición, el alcoholismo, las adicciones, las afecciones de la respuesta inmunológica e, incluso, las condiciones deficientes de vivienda, influyen en el desarrollo de la enfermedad tuberculosa.

Lo anterior se relaciona con las enfermedades más frecuentemente asociadas con la tuberculosis en México, que en orden de frecuencia son: diabetes (20%), desnutrición (13%), VIH/SIDA (10%) y alcoholismo (6%). La importancia de esta relación radica en que estas enfermedades no son sólo condicionantes de infección tuberculosa, sino que además pueden afectar la curación y la sobrevida de las personas afectadas por la tuberculosis.

Es de particular importancia la relación con el VIH/SIDA, debido a que ambas son enfermedades que se impulsan mutuamente: la tuberculosis es la enfermedad infecciosa por la que fallece el mayor número de personas que viven con VIH en el mundo y el VIH activa la tuberculosis latente de una persona infectada.

Destaca la tuberculosis farmacorresistente, debido a los múltiples factores que la condicionan y al problema terapéutico que representa su tratamiento, aun cuando en México representa una pequeña proporción del total de los enfermos. Al respecto, el apego al tratamiento acortado estrictamente supervisado es la principal estrategia que garantiza la curación y previene en consecuencia la aparición de casos de resistencia bacteriana.

 

Día Mundial de la Lucha contra la Tuberculosis

El 24 de marzo de 1882 el Dr. Roberto Koch anunció al mundo el descubrimiento del Mycobacterium tuberculosis, por lo que la Organización Mundial de la Salud establece esta fecha para realizar en todo el mundo diferentes eventos sociales y educativos que tienen como objetivo reconquistar la atención de las instituciones de salud hacia el abordaje de este problema de salud pública y de generar conciencia en la sociedad sobre la importancia de participar activamente para el control de esta enfermedad.

En este sentido, se propone que el lema alusivo este año sea

“En 2016, Trabajemos unidos para ponerle fin a la Tuberculosis”

Que representa un llamado a la acción conjunta, enfatizando la participación de los trabajadores de la salud del ámbito público y privado, autoridades locales, sociedad civil organizadas y comunidad en general, para encontrar a todos los enfermos de forma oportuna, tratarlos y curarlos y de esta forma conducir nuestras acciones hacia el fin de la tuberculosis.

 

¿Qué es la Tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones.

Es curable y prevenible. La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen a lo largo de la vida un riesgo de enfermar de tuberculosis de un 10%. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunitario está dañado, como ocurre en casos de infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco.

Cuando la forma activa de la enfermedad se presenta, los síntomas son:

  • Tos con flema por dos o más semanas de evolución.
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Pérdida de peso que pueden ser leves durante muchos meses.

Como resultado de ello, en ocasiones los pacientes tardan en buscar atención médica y transmiten la bacteria a otras personas. A lo largo de un año, un enfermo tuberculoso puede infectar a unas 10 a 15 personas por contacto estrecho. Si no reciben el tratamiento adecuado, hasta dos terceras partes de los enfermos tuberculosos mueren.

Desde 1995 se han salvado más de 22 millones de vidas y se ha curado a 56 millones de personas gracias al tratamiento y a la atención recomendados por la OMS.

La forma activa de la enfermedad que es sensible a los antibióticos se trata administrando durante seis meses una combinación estándar de cuatro medicamentos, junto con la facilitación de información, supervisión y apoyo al paciente por un trabajador sanitario o un voluntario capacitado. La gran mayoría de los enfermos tuberculosos pueden curarse a condición de que los medicamentos se suministren y se tomen correctamente.

Resumen:

  • Es una enfermedad crónica, causada por el Mycobacterium tuberculosis o Bacilo de Koch. Actualmente mata a más de dos millones de personas en el mundo, pero es curable si se detecta y trata a tiempo; afecta con mayor frecuencia los pulmones, pero también puede afectar otras partes del organismo (cerebro, ganglios, huesos etc.). Puede causar incapacidad y muerte si no se logra adherir al paciente a tratamiento.
  • ¿Cómo se contagia?
    Cuando una persona enferma estornuda, tose o escupe, arroja gotitas de saliva con gran cantidad de microbios (bacilos) y cuando una persona sana los respira puede contagiarse.
  • ¿Cuándo sospechar que una persona tiene Tuberculosis?
    Cuando una persona presenta tos con flemas por dos o más semanas de evolución, además de presentar fiebre, sudoración nocturna, falta de apetito, pérdida de peso y cansancio entre otros; y cuando la enfermedad está muy avanzada, presenta dolor en el pecho y espalda, flemas con sangre y mayor agotamiento.
  • ¿Dónde se pueden estudiar los enfermos de Tuberculosis?
    La búsqueda o identificación de los casos puede ser de dos formas:
    En la unidad de salud (consulta externa, salas de espera) sin importar el motivo de la consulta en personas que presenten síntomas respiratorios (búsqueda pasiva)
    Extramuros, en grupos vulnerables como: indígenas, personas privadas de la libertad, albergues, asilos, personas que viven con VIH y en las personas que conviven con un enfermo de Tuberculosis (búsqueda activa).

 

Mecanismo de transmisión

El vehículo donde se encuentra el bacilo son las microgotas o gotas de Flügge, al ser inhaladas cuando un enfermo habla, canta, ríe, estornuda pero principalmente cuando tose; todos los que están a su alrededor respirando se encuentran en riesgo, y un solo caso no tratado puede infectar de 10 a a15 personas en un año.

Existen otros mecanismos menos frecuentes, como son la vía digestiva mediante el consumo de productos del ganado vacuno infectado; menos frecuentes la vía urogenital, la vía cutáneo-mucosa, y la transplacentaria en casos de tuberculosis congénita.

 

Si quieres informarte sobre

  • Día Mundial de la lucha contra la Tuberculosis
  • Datos Epidemiológicos
  • ¿Qué es la Tuberculosis?
  • Medidas de Control
  • Diagnóstico
  • Tratamiento de la Tuberculosis
  • Medidas de Prevención
  • Factores de Riesgo
  • Consejos prácticos para prevenir la Tuberculosis

consulta el siguiente documento.

Mar 24, 2017 | Artículos

Capital Humano

Para activar tus datos y tu perfil en BOLSA DE TRABAJO online Da click aquí.

Nota informativa: Si eres seleccionada(o) para ingresar a laborar a los servicios de salud del Estado de Puebla, no es requisito indispensable presentar certificado médico de no embarazo y virus de inmunodeficiencia humana (VIH).