Embarazo saludable

Embarazo saludable

En cuanto sospeches o confirmes que estás embarazada, ve a tu hospital o centro de salud ¡Será la primera visita para cuidar tu salud y la de tu bebé! El embarazo sigue sin problema para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, debes estar alerta porque pueden presentarse problemas. Tu médico y el personal de salud te orientarán para que los puedas reconocer.

¿Cuándo debo ir a mis controles prenatales?

Tendrás que asistir a tu consulta prenatal cada mes. Casi al final del embarazo, es necesario que las citas sean más frecuentes. Si tienes alguna situación especial o tu embarazo es de alto riesgo, tal vez necesites mayor número de consultas. Pregunta a tu médico o enfermera cuándo debes volver.

Los nueve meses del embarazo se dividen en tres trimestres. En cada trimestre notarás cambios en tu cuerpo. Pregunta a tu médico cómo aliviar las molestias que puedas presentar. Te aconsejamos que hagas una lista con tus preguntas antes de ir a consulta para que no olvides preguntarlo todo.

Primer trimestre

  • Tu menstruación se suspendió.
  • Tus pechos pueden estar sensibles.
  • Orinas con mayor frecuencia.
  • Sientes fatiga, náuseas, mareos y puedes presentar vómito.
  • Pierdes el apetito.
  • Tus emociones cambiarán y en ocasiones puedes estar de mal humor, ansiosa o con ganas de llorar.
  • Es posible que tu piel cambie y aparezca una línea de color oscuro desde tu ombligo hasta el vello púbico.

Segundo trimestre

  • Aumentas de peso.
  • Aumenta tu apetito.
  • Aumenta el flujo vaginal.
  • Tus pechos pueden aumentar de tamaño.
  • Van desapareciendo las náuseas y la fatiga.
  • Puedes presentar estreñimiento, indigestión o acidez.
  • Puedes desarrollar varices y hemorroides.
  • Puedes presentar dolor de espalda o calambres en las piernas.
  • Tus pies pueden hincharse.
  • En estos meses todo va mejor.
  • Ya no hay náuseas.
  • Crece mucho más el abdomen.
  • Sientes los primeros movimientos de tu bebé.
  • Puede aumentar el estreñimiento.

Tercer trimestre

  • Sentirás varias contracciones o que se aprieta el abdomen y que generalmente son espaciadas y no dolorosas.
  • Tendrás ganas de orinar frecuentemente.
  • Sentirás cansancio y falta de aire.
  • Puedes presentar dolor en la espalda.
  • Posiblemente tengas problemas para dormir.
  • Tus sentimientos cambiarán y te sentirás emocionada por la llegada de tu bebé.

¿Qué hacer durante el embarazo?

A lo largo del embarazo, el médico o enfermera te pedirán estudios para vigilar tu salud y la de tu bebé. Pregunta cada cuánto tiempo debes realizarlos y dónde te los hacen. Cuando lleves los resultados, pide a tu médico que te los explique. Esta es una lista de algunos de ellos:

  1. Exámenes de orina: sirven para buscar azúcares, proteínas y bacterias.
  2. Pruebas de sangre: son para detectar anemia, identificar tu tipo de sangre y buscar posibles infecciones.
  3. Tamizaje de glucosa o prueba de azúcar en sangre: para detectar si tienes diabetes gestacional.
  4. Estreptococo del grupo B: para buscar la presencia de esta bacteria que puede transmitirse al bebé durante el nacimiento.
  5. Prueba de VIH y VDRL: para detectar si la madre tiene la infección y tomar medidas para prevenir que se transmita al bebé al nacimiento o en la lactancia. A través del tratamiento oportuno, la recomendación es realizarte la prueba al inicio y final del embarazo.
  6. Ultrasonido: permite examinar las estructuras internas del bebé. Normalmente se solicita tres veces en el embarazo: entre la semana 11 a 13, entre la semana 18 a 20 y entre la semana 28 a 30.
  7. Monitoreo electrónico fetal: para medir la frecuencia cardiaca del bebé y las contracciones del útero.
  8. Tamizaje del primer trimestre, triple o cuádruple marcador: son pruebas para detectar problemas del bebé como síndrome de Down o defectos del cierre del tubo neural.

¡Invita a tu pareja o algún familiar a tus consultas prenatales!

Protección de Datos Personales

DIRECCIÓN DE OPERACIÓN DE PERSONAL

Capital Humano

Para activar tus datos y tu perfil en BOLSA DE TRABAJO online Da click aquí.

Nota informativa: Si eres seleccionada(o) para ingresar a laborar a los servicios de salud del Estado de Puebla, no es requisito indispensable presentar certificado médico de no embarazo y virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

QUEJAS Y DENUNCIAS