Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Ultima actualizacion 20 Noviembre 2015
Visitas 780

Valora este artículo
(0 votos)

Existen estudios internacionales que indican que los pacientes con EPOC tienen reducida la esperanza de vida en comparación con los sujetos de la misma edad que no tienen EPOC. Un estudio de sobrevida en México determinó que a 8 años el 26% de los paciente con EPOC fallecen. Estos estudios comparan la sobrevida en sujetos con EPOC expuestos al tabaco y contaminación.

Se estima que en 2001 el costo económico de la enfermedad en México  fue de 73, 303 de pesos mexicanos anuales por paciente. La cifra puede subir hasta 139,978 pesos cuando el paciente requiere de hospitalización por una exacerbación, el costo de la EPOC varía de acuerdo al grado de severidad de la enfermedad, siendo en las exacerbaciones y en pacientes con EPOC grado muy severo  los que atraen la mayor parte del recurso económico en salud.

Los gastos anuales atribuibles para la EPOC secundaria a la exposición a tabaco son aproximadamente 37 millones de pesos, el gasto por paciente en consulta externa es de 2,100 pesos; el gasto de hospitalización por día es de 2,900 pesos, en urgencias de 3,000 y en terapia intensiva si un sujeto tiene EPOC muy grave, el costo puede elevarse hasta más de 400,000 pesos.

 

¿Qué es la EPOC?


La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, es una enfermedad prevenible y curable que se caracterizada por obstrucción del flujo de aire persistente que es usualmente progresivo y asociado  con una respuesta inflamatoria crónica  en la vía aérea  y el pulmón a partículas nocivas o gases .
Las exacerbaciones  y comorbilidades contribuyen en general  a la severidad en los pacientes.
EI EPOC debe ser considerado en pacientes que presentan disnea, tos crónica o expectoración, y una historia de exposición a factores de riesgo.. Que es crónica, progresiva y la persistencia de la exposición  a partículas nocivas o gases y las exacerbaciones  determinaran  su evolución clínica y funcional.
El diagnostico  se hace mediante una espirometría, que confirma la presentación clínica.

La EPOC puede causar tos  con producción de grandes cantidades de mucosidad (una sustancia pegajosa), sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), falta de aliento, presión en el pecho y otros síntomas.

La principal causa de la EPOC es el hábito de fumar. La mayoría de las personas que sufren EPOC fuman o solían fumar. La exposición a largo plazo a otros irritantes de los pulmones —como el aire contaminado, los vapores químicos, humo de combustión de leña o carbón, o el polvo— también puede contribuir a la EPOC.

En la EPOC, la cantidad de aire que entra y sale por las vías respiratorias disminuye por una o más de las siguientes razones:

  • Los bronquios y los alvéolos pierden su elasticidad.
  • Las paredes que separan muchos de los alvéolos están destruidas.
  • Las paredes de los bronquios se vuelven gruesas e inflamadas.
  • Los bronquios producen más mucosidad que en condiciones normales y esta mucosidad puede obstruirlos.


La EPOC aparece lentamente. Los síntomas a menudo empeoran con el tiempo y pueden limitar la capacidad de la persona de realizar sus actividades cotidianas. La EPOC grave puede impedirle realizar incluso las actividades elementales, como caminar, cocinar o encargarse de su cuidado personal.

La evaluación del paciente incluye la presencia de síntomas, riesgo de exacerbaciones, los cambios en la espirometría y la identificación de comorbilidades. Con lo que se estadificara la severidad de la enfermedad y de acuerdo a este se plantea el tratamiento.
Un tratamiento farmacológico apropiado  reduce los síntomas, la frecuencia y severidad de las exacerbaciones y mejora el estado de salud y tolerancia al ejercicio.
Los cambios en el estilo de vida pueden ayudarle a que se sienta mejor, permanezca más activo y retrase la progresión de la enfermedad. Por lo que  debe desincentivarse el tabaquismo y exposición a gases y partículas nocivas.



¿Cuáles son los signos y síntomas de la EPOC?


Al comienzo, es posible que la EPOC no cause síntomas o que estos sean leves. A medida que la enfermedad empeora, los síntomas se agravan. Los signos y síntomas comunes de la EPOC son:

  • Tos  persistente o que produce mucha mucosidad ( conocida como "tos de fumador")
  • Sensación de falta de aire, especialmente durante la actividad física
  • Sibilancias (silbidos o chillidos que se producen al respirar)
  • Presión en el pecho


Si usted tiene EPOC, es posible que le den resfriados o gripe con frecuencia.
No todas las personas que presentan los síntomas mencionados tienen EPOC. Por otra parte, no todas las personas que tienen EPOC presentan estos síntomas. Algunos de los síntomas de la EPOC se parecen a los síntomas de otras enfermedades y problemas de salud. El médico puede averiguar si usted tiene EPOC.

Si los síntomas son leves es posible que usted no los note o que adapte su estilo de vida para que le sea más fácil respirar. Por ejemplo, tal vez decida tomar el ascensor en vez de subir o bajar por las escaleras.

Con el tiempo los síntomas pueden volverse lo suficientemente intensos como para ir al médico. Por ejemplo, se puede quedar sin aliento cuando esté realizando un ejercicio pesado.

La intensidad de los síntomas dependerá del grado de daño pulmonar que tenga. Si sigue fumando, el daño ocurrirá más rápidamente que si deja de fumar.

La EPOC grave puede causar otros síntomas, como hinchazón de los tobillos, los pies o las piernas, pérdida de peso y disminución de la capacidad muscular.

 

Tipos de EPOC


Bronquitis Crónica
Los síntomas típicos de tos crónica durante cuando  menos 3 meses al año por dos años están relacionados a hiperplasia de las glándulas submucosas de los bronquios que tienen un calibre mayor de 2 mm y  se ha demostrado que existe un infiltrado inflamatorio  en el aparato secretor de moco desde los inicios de la  enfermedad.

Enfisema
El enfisema se define como la destrucción de las paredes alveolares que da como resultado «agrandamiento» de los espacios alveolares y una reducción consecuente  del área de intercambio gaseoso en el pulmón. La inhalación crónica de los componentes del tabaco y la  inflamación parecen ser el común denominador de las  diferentes hipótesis que explican los mecanismos del  enfisema.

Fenotipo Clínico

 

Consejos prácticos para pacientes con EPOC


Dejar de fumar es la única medida que frena la progresión de la enfermedad, incluso en personas que han fumado durante muchos años. Después de un año de abandono del hábito tabáquico comienza a observarse mejoría en las pruebas de función pulmonar.

Otros factores de riesgo que se pueden evitar son la exposición a la contaminación ambiental o laboral (controlando la exposición a determinados gases o sustancias químicas, o mediante el uso de guantes o mascarillas).

Los pacientes con EPOC deben acudir de forma periódica a la consulta del especialista en neumología o medicina interna. Se realizarán controles que incluyen analítica de sangre, radiografía de tórax, pruebas de función respiratoria y gasometría arterial (para conocer los niveles de oxígeno en sangre). Es importante conocer bien y tomar la medicación de forma adecuada, respetando los horarios y sin olvidar ninguna toma.

Hay algunos signos de alarma que estos pacientes deben conocer. En caso de que aparezcan deben consultar con su médico o acudir a Urgencias para una evaluación más estrecha: aumento en la dificultad respiratoria, empeoramiento de la tos, y cambio en el color o consistencia del moco, fiebre, dolor en el pecho, hinchazón de piernas, somnolencia excesiva… En función de la gravedad de los síntomas, puede ser necesario el ingreso en el hospital.

Ir a rehabilitación pulmonar te permitirá aprender a respirar mejor, un ejercicio fundamental para reducir la disnea.

Controla tus nervios. A parte de que puede llevarte a recaer en el hábito tabáquico, es importante que controles tu ansiedad. A medida que la enfermedad progresa tu estado de ánimo puede verse afectado, pero has de saber que los ansiolíticos y otras pastillas para los nervios o para dormir pueden ser contraproducentes para la función respiratoria.

Las flemas son una de las consecuencias más desagradables de la EPOC, puedes reducirlas bebiendo mucho agua.

Aliméntate sanamente, también es importante para tener un mejor estado físico.

Sigue realizando ejercicio, de esta manera poco a poco tolerarás mejor el esfuerzo.


Si quieres informarte sobre


  • Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Datos epidemiológicos
  • ¿Qué es la EPOC?
  • ¿Cuáles son los signos y síntomas de la EPOC?
  • Tipos de EPOC
  • Diagnóstico y clasificación de  EPOC
  • Evaluación en la vistas de seguimiento en pacientes con EPOC.
  • Criterios para derivar a un paciente al Neumólogo
  • Abordaje terapéutico del paciente estable
  • Tratamiento Farmacológico
  • Tratamiento escalonado de la gravedad
  • Consejos prácticos para el paciente con EPOC


consulta el siguiente documento.

 

Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
1.44 mb
27 páginas

Acrobat Reader

 

 

 

¿Te fue útil esta información?
Si
No
Más o menos
¿Como la mejorarías?
*Opcional: si deseas que te contactémos, danos tus datos
Nombre:
Correo electrónico:

 


 

Niños saludables
Desnutrición en niños
“Para que tus hijos vivan sanos, vigila y cuida su alimentación” La Desnutrición en sus diver ...
Adolescentes
Cáncer en la infancia y adolescencia ¿Cómo prevenirlo?
“El cáncer en la infancia es curable si se detecta a tiempo”. La palabra “cáncer” asusta. ...
Accidentes
Envenenamiento y alergias en el hogar ¿cómo evitarlos?
Si alguien en casa se intoxica, presenta una alergia o irritaciones ¿Cómo lo puedo resolver? ...
Infografías
El cáncer cervicouterino es una alteración que se origina en el cuello del útero y que se manifie ...
Infografías
Si tienes diabetes, cuidar tus pies debe ser de tus actividades saludables principales. No te pierda ...
Infografías
Los triglicéridos son el principal tipo de grasa transportado por el organismo. Recibe el nombre d ...