Día Mundial de la Neumonía

Ultima actualizacion 14 Noviembre 2016
Visitas 601

Valora este artículo
(0 votos)

La neumonía es un proceso inflamatorio del pulmón - parénquima pulmonar generalmente de origen infeccioso por microorganismos patógenos y se caracteriza presencia de síntomas  de infección aguda  como son fiebre, calosfríos, tos con expectoración y dolor torácico que se acompaña de un infiltrado agudo en la radiografía de tórax.

La neumonía tiene alta morbilidad y mortalidad principalmente en niños y adultos mayores. Encontrándose entre las primeras 20 causas de muerte a nivel mundial y en México. El 80% son neumonías adquiridas en la comunidad que pueden ser tratadas ambulatoria y tiene baja mortalidad 1%; el 20 % pueden ser neumonías graves que requieren tratarse hospitalizados o en una unidad de cuidados intensivos que tiene una mortalidad hasta 12%  Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en épocas invernales y es ocasionada por bacterias y virus; siendo el neumococo y otras bacterias GRAM +, seguidas por bacterias GRAM negativas sobre todo en pacientes con comorbilidades como diabetes mellitus o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La neumonía viral habitualmente se presenta en brotes epidémicos por virus de la influenza, H1N1,  sincitial respiratorio entre otros. La neumonía por hongos, menos frecuentes  se presenta en pacientes inmunocomprometidos o por inhalar esporas de coccidiodes, histoplasma, cryptococcus, aspergillus y otros microorganismos, habitualmente en zonas endémicas (regiones).

Pacientes que presentan alteración de la conciencia por enfermedades neurológicas o intoxicaciones (alcoholicos) o uso de sedantes o anestésicos pueden broncoaspirar y complicarse con neumonía.. Otros tipo de neumonía son las adquiridas en un hospital conocida como nosocomial y las asociadas a ventilación mecánica que son graves porque son pacientes con otras patologías y producidas por microbios que son mas agresivos y pueden ser resistentes a antibióticos.

 

¿Qué es la neumonía?


La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

La mayoría de las veces la neumonía es infecciosa, pero no siempre es así. La neumonía puede afectar a un lóbulo pulmonar completo (neumonía lobular), a un segmento de lóbulo, a los alvéolos próximos a los bronquios (bronconeumonía) o al tejido intersticial (neumonía intersticial).

La neumonía hace que el tejido que forma los pulmones se vea enrojecido, hinchado y se torne doloroso. Muchos pacientes con neumonía son tratados por médicos de cabecera y no ingresan en los hospitales. La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) o neumonía extra hospitalaria es la que se adquiere fuera de los hospitales, mientras que la neumonía nosocomial (NN) es la que se adquiere durante la estancia hospitalaria transcurridas 48 horas o dos semanas después de recibir el alta.

La neumonía puede ser una enfermedad grave si no se detecta a tiempo, y puede llegar a ser mortal, especialmente entre personas de edad avanzada, diabéticos, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y entre los inmunodeprimidos.
 
Las personas con fibrosis quística tienen también un alto riesgo de padecer neumonía debido a que continuamente se acumula mucosidad en sus pulmones.
La neumonía Puede ser altamente contagiosa, ya que las bacterias y  virus se disemina rápidamente en el aire, por medio de estornudos, tos y secreciones, por lo que se recomienda cubrirse la nariz con papel y desecharlo en un bote cerrado. Los pacientes con neuropatías crónicas como bronquitis, enfisema, bronquiectasia, asma o fibrosis intersticial tiene un mayor riesgo de contraer una neumonía y presentar complicaciones graves como sepsis o insuficiencia respiratoria. Por lo que la prevención con vacunación esta indicada en estos pacientes.

 

Medidas Preventivas


La neumonía adquirida en la comunidad como enfermedad prevenible  deben considerase las medidas de prevención de acuerdo al nivel de atención a fin de disminuir su morbimortalidad, siendo las recomendaciones:

Prevención primaria

  • Educación para la salud.
  • Lavado de manos frecuente con agua y jabón o uso de alcohol en gel
  • Técnica de “estornudo de etiqueta”. La forma correcta al toser o estornudar es cubriéndose la nariz y boca con el ángulo interno del brazo
  • Protección de contactos: uso de cubre bocas por parte del enfermo.
  • No escupir. Si es necesario expulsar las secreciones hacerlo en un pañuelo desechable y meterlo a una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura inmediatamente.
  • Ventilar y permitir la entrada de sol en casas, oficinas y cualquier lugar de reunión
  • Limpiar y desinfectar con agua clorada las superficies y objetos de uso común
  • Evitar acudir a lugares concurridos
  • Mantenerse en resguardo en casa en caso de estar enfermo.
  • Evitar el uso de antipiréticos que puedan enmascarar la fiebre
  • Evitar el uso de antibióticos de amplio espectro en etapa temprana de una infección de vías respiratorias altas
  • En caso de síntomas compatibles con una infección por el virus de la influenza A H1N1 acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana



Factores de riesgo


Los factores de alto riesgo asociados a la neumonía adquirida en la comunidad son:

  • Edades extremas de la vida: menores de 5 años y Adultos mayores
  • Alcoholismo
  • Tabaquismo
  • Niños que conviven en guarderías
  • Mala higiene bucal
  • Gingivitis
  • Diabéticos
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras neumopatías
  • Hepatopatías
  • Cardiopatías
  • Esplenectomizados
  • Pacientes  con inmunodeficiencia adquirida (SIDA).


La presencia de estos factores de riesgo obliga a la prevención con inmunización de estos pacientes.

 

Cuadro clínico


La  neumonía de acuerdo a las características clínicas especificas del paciente, puede ser:

  • Neumonía adquirida en la comunidad
  • Neumonía nosocomial
  • Neumonía atípica
  • Neumonía severa


La neumonía adquirida en la comunidad se presenta en pacientes no hospitalizados y se caracteriza por la presencia de fiebre, tos con flemas, dificultad para respirar, dolor en el tórax,  ruido respiratorio anormal.
En pacientes adulto mayor un dato frecuente es la alteración del estado de conciencia o estado de desorientación agudo sin fiebre. Radiográficamente se documenta una radio acidad debido a la ocupación de los sacos de aire del pulmón (espacios alveolares) por mucosidad, secreciones, sangre o pus y/o bronquios llenos de aire (broncograma).  Es importante una evaluación integral a fin de identificar datos de alarma y normar el tipo de tratamiento

Neumonía severa es aquella en la que el paciente presenta con síntomas clínicos típicos de una neumonía, pero con una respuesta inflamatoria del organismo por la misma infección (sepsis). Existen datos de alarma que deben identificarse  para referirse a un hospital,.

Los datos de alarma son:

  • Frecuencia respiratoria mayor a 30 por minuto
  • PaO2/Fi=2 < 250
  • Presencia de infiltrados multilobulares
  • Confusión o desorientación
  • Uremia (nitrógeno de urea  mayor 20 mgrs/dL
  • Leucopenia < 4000 /dL
  • Trombocitopenia menor de 100,000 / dL.
  • Hipotermia
  • Hipotensión que requiere reanimación agresiva con líquidos.
  • Requerimiento de ventilación mecánica por insuficiencia respiratoria.
  • choque séptico con necesidad de uso de vasopresores.


En niños los datos de alarma son fiebre elevada, aumento de la frecuencia respiratoria (entre 2 y 11 meses de edad: + 50 rpm; entre 1 y 5 años de edad: +40 rpm), rechazo a la vía oral, irritabilidad por más de 3 horas, convulsiones o alteraciones en el estado de despierto. Su presencia indica la hospitalización del paciente.

Neumonía atípica se caracteriza por presentar pocos síntomas y signos clínicos con un infiltrado intersticial en la radiografía de toráx. Con una evolución lenta, dificultad para respirar, infección viral sistémica (meninges), mycoplasma (bacterias sin pared celular que no son sensibles a los antibióticos) o pneumocistosis (infección de los pulmones causada por un hongo llamado Pneumocystis carinii). Habitualmente son adultos jóvenes.

Neumonía nosocomial: es aquella que se presenta en pacientes hospitalizados posterior a las 48 hs de ingreso y hasta 14 días posterior a su egreso.

 

Si quieres informarte sobre


  • Día Mundial contra la Neumonía
  • Datos Epidemiológicos
  • ¿Qué es la neumonía?
  • Medidas preventivas
  • Factores de riesgo
  • Cuadro clínico
  • Diagnóstico
  • Evaluación de la severidad de la neumonía
  • Valoración de riesgo y hospitalización
  • Criterios de neumonía severa
  • Tratamiento no farmacológico  
  • Tratamiento farmacológico
  • Diagnostico diferencial
  • Prevención
  • Criterios  de estabilidad clínica
  • Consejos prácticos para prevenir la neumonía


consulta el siguiente documento.

 

Día Mundial de la Neumonía
985 kb
29 página
s
Acrobat Reader

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

¿Te fue útil esta información?
Si
No
Más o menos
¿Como la mejorarías?
*Opcional: si deseas que te contactémos, danos tus datos
Nombre:
Correo electrónico:

 


 

Niños saludables
Desnutrición en niños
“Para que tus hijos vivan sanos, vigila y cuida su alimentación” La Desnutrición en sus diver ...
Adolescentes
Cáncer en la infancia y adolescencia ¿Cómo prevenirlo?
“El cáncer en la infancia es curable si se detecta a tiempo”. La palabra “cáncer” asusta. ...
Accidentes
Envenenamiento y alergias en el hogar ¿cómo evitarlos?
Si alguien en casa se intoxica, presenta una alergia o irritaciones ¿Cómo lo puedo resolver? ...
Infografías
El cáncer cervicouterino es una alteración que se origina en el cuello del útero y que se manifie ...
Infografías
Las enfermedades causadas por el calor se ocasionan cuando los cuerpos no pueden enfriarse por sí m ...
Infografías
¡Los enemigos de la salud de los poblanos y las poblanas están al acecho! Ellos son los que más m ...