Lactancia materna y su almacenamiento

Lactancia materna y su almacenamiento

¿Si estoy lactando, puedo sacarme la leche y almacenarla? ¿Cómo lo hago?

Será útil sacar la leche de tus pechos si se sienten muy llenos, para continuar lactando cuando tu bebé no ha aprendido a mamar bien o cuando tengas que separarte de tu bebé (si está enfermo o es prematuro, para ir a trabajar o si quieres que alguien más lo alimente).

Puedes sacarte la leche de forma manual o con ayuda de un tiraleche. Si eliges éste, deberás asegurarte de que esté limpio y estéril cada vez que lo utilices.

 

Técnica manual para extraer la leche:

    1. En los primeros días de amamantar, es más fácil extraer la leche de forma manual.
    2. Lava tus manos con agua y jabón
    3. Busca un sitio tranquilo y relájate
    4. Hazte un masaje suave en los pechos
    5. Toma uno de tus pechos con las dos manos (como se muestra en este dibujo) y lleva tus manos desde el final del pezón hacia el resto del pecho y detente donde cambia la textura del pecho
    6. Utiliza el pulgar para colocar tu mano en forma de “C”, a unos 3 a 6 cm de distancia del pezón. Exprime suavemente (como se muestra en diagrama)
    7. Libera la presión y repite varias veces con movimientos lentos y rítmicos.
    8. Evita deslizar tus dedos sobre la piel del pecho. Notarás que cada vez que exprimes saldrá más leche.
    9. Cuando deje de salir leche, mueve tus dedos para presionar otra sección del pecho y repite los pasos 5 y 6.
    10. Si disminuye el flujo de leche, haz lo mismo con el otro pecho. Alterna así hasta que se pare de salir la leche en ambos pechos.
    11. Si la leche no fluye, coloca tus dedos más cerca del pezón (o alejándolos de la posición original) y da un masaje delicado.

 

Puedes crear tu propio banco de leche ¿Cómo guardar la leche?

Recolecta y almacena la leche en un envase esterilizado y con tapa que selle de forma hermética. Puedes esterilizar tus envases hirviéndolos en agua durante 10 minutos. Coloca una etiqueta en el envase con la fecha en que recolectaste la leche.

  • La leche materna dura hasta cinco días en un refrigerador a temperatura de 4°C o menor
  • La leche materna dura hasta cuatro meses en un congelador a temperatura de -18° C o menor

Descongela la leche en el refrigerador y utilízala inmediatamente. No debes volver a congelarla. Para calentarla un poco y dársela a tu bebé sólo usa el baño maría, no el microondas.