Lepra, diagnóstico y tratamiento

Lepra, diagnóstico y tratamiento

La lepra es una enfermedad contagiosa y crónica causada por una bacteria que afecta principalmente la piel, los nervios, la mucosa de la boca, nariz y oídos y también los ojos además de algunas otras partes del cuerpo.

Se transmite directamente de persona a persona, por medio de la saliva al toser, estornudar, hablar o escupir, se adquiere por la convivencia por mucho tiempo con una persona enferma sin tratamiento y por el contacto con piel infectada.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Se inicia con manchas que cambian de color ya sea más claras, rojizas o de color cobre, principalmente en tronco, brazos y piernas. El microbio afecta primero la parte interna de la piel.

Las partes afectadas pierden la capacidad de reaccionar ante las agresiones del medio (picaduras, machucones, quemaduras, cortadas) ya que están adormecidas o entumidas.

Con el tiempo aparecen otras lesiones en forma de bolitas (nódulos) preferentemente en cara y tronco, éstas se pueden ulcerar y propagar el microbio.

 

¿Cómo se puede diagnosticar?

El personal de salud realiza un examen médico y de laboratorio de la piel dañada del paciente, para saber si está enfermo.

Si presenta algunos de éstos síntomas, acuda de manera inmediata a la Unidad de Salud más cercana para que el médico lo revise, diagnostique y le otorgue el tratamiento si lo requiere.

Es muy importante que la persona identifique las partes del cuerpo que no siente porque puede haber complicaciones como son: desfiguración del rostro, pérdida del lugar del cuerpo donde se encuentre la lesión y la persona quede con discapacidad física.

La prevención de esta enfermedad sólo es posible descubriendo las lesiones iniciales (manchas claras que no se sienten) y tomando el tratamiento completo lo más pronto posible, ya que no existe ninguna vacuna contra la Lepra.

 

¿Cómo controlar la Lepra?

La Lepra puede controlarse porque no es muy contagiosa, pero se necesita que cada quien haga la parte que le corresponde:

  • Al enfermo: Acudir al Servicio de Salud para recibir su tratamiento.
  • A la familia: Apoyar al enfermo para que tome su tratamiento y evite complicaciones.
    A los servicios de salud: Revisar a los enfermos y darles medicinas e informar a la población sobre la enfermedad y su control.
  • A la población: Evitar los prejuicios contra la enfermedad y la discriminación de enfermos. Brindar atención y apoyo para quienes la padecen.

LA LEPRA ES CURABLE SI SE TRATA A TIEMPO. EL DIAGNÓSTICO Y EL TRATAMIENTO SON GRATUITOS EN LOS CENTROS DE SALUD.

Protección de Datos Personales

DIRECCIÓN DE OPERACIÓN DE PERSONAL

Capital Humano

Para activar tus datos y tu perfil en BOLSA DE TRABAJO online Da click aquí.

Nota informativa: Si eres seleccionada(o) para ingresar a laborar a los servicios de salud del Estado de Puebla, no es requisito indispensable presentar certificado médico de no embarazo y virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

QUEJAS Y DENUNCIAS